Várices, ¿cómo prevenirlas y tratarlas?

8

Según el Instituto Nacional de Corazón, Pulmones y Sangre de Estados Unidos las várices son venas inflamadas y retorcidas que se pueden ver bajo la superficie de la piel. Aunque con frecuencia aparecen en las piernas, donde son más visibles, también pueden darse en otras localizaciones.

Tipos

Las Telangiectasias. Popularmente conocidas como arañas vasculares, son las más superficiales y más finas. Pueden adoptar varias coloraciones, normalmente azules, violáceas o incluso rojas. No suelen dar ningún síntoma.

Venas Reticulares. Son de diámetro medio, de color verde-azulado y se transparentan a través de la piel. Pueden producir molestias, pero raramente se complican.

Varices Tronculares. Son las de mayor tamaño, con dilataciones prominentes y sobreelevadas que se hacen más evidentes cuando se está de pie. Producen insuficiencia venosa y pueden complicarse provocando una tromboflebitis y a la larga favorecen la aparición de trastornos en la piel (úlceras, fibrosis, cambios de coloración).

¿Cómo tratarlas?

Las várices se tratan con cambios en el estilo de vida o dado el caso con procedimientos médicos.

Los objetivos del tratamiento son aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y mejorar el aspecto físico, así que, si experimentas mucho dolor, coágulos o problemas en la piel, seguramente esta será la ruta que tomará tu médico.

Ten en cuenta que, aunque esta opción suene idónea para las que queremos hacer desaparecer a las molestas “arañitas”, los tratamientos no impiden que se formen de nuevo. Por eso es importante la prevención y el mantenimiento para evitar que progresen a más.

Vía Notitarde

Deja tus comentarios