UE y sus miembros consideran nuevas medidas hacia Maduro

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, afirmó este martes que no cree que aislar internacionalmente al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sea una solución a la crisis de su país, y por ello lamentó la expulsión de la embajadora de la UE en Caracas.

«Creo que aislar más internacionalmente el régimen de Maduro no es una buena manera de intentar resolver el problema político en Venezuela, y por ello lamentamos fuertemente esta medida», dijo Borrell en una rueda de prensa, sobre la orden dada por Maduro a la embajadora de la UE en Venezuela, Isabel Brilhante, de abandonar el país en un plazo de 72 horas.

Borrell mostró su convicción de que «cualquier medida que dificulta el trabajo diplomático solo contribuye a incrementar la tensión y socavar una vía pacífica y política a la salida de crisis».

También aseveró que condena la expulsión de la embajadora Brilhante, y asegura que se tomarán las medidas apropiadas en respuesta a los acontecimientos actuales.

«Por el momento, todas las opciones están puestas sobre la mesa, pero algunas decisiones corresponden al Consejo, la institución en la que están representados los gobiernos de los veintisiete, no al alto representante, y otras corresponden al Gobierno belga y no a las instituciones europeas», explicó Borrell.

«Pero tenemos reglas en diplomacia y las seguiremos», concluyó.

Con esta expulsión de la embajadora comunitaria, Maduro respondió a las sanciones impuestas este lunes por la UE contra once funcionarios venezolanos por su papel en lo que considera actos y decisiones contra la democracia y el Estado de derecho en el país.

Deja tus comentarios