¿Puede la mascarilla artesanal protegerme del contagio?

La mascarilla facial o tapaboca, desde inicios de la cuarentena se ha convertido en una medida de seguridad importante, impuesta por las autoridades para evitar la propagación de la pandemia, y en muchos de los casos se ha hecho moda y parte de un accesorio de vestir. Lo cual muchos se preguntan: ¿si realmente el tapaboca casero es el adecuado para evitar el contagio de covid-19?

El investigador Siddhartha Verma, y su equipo experimentaron con diferentes opciones de material y diseños para determinar cuánto bloquean las gotas las máscaras faciales al salir de la boca. Usando un láser para detectar gotas mientras tosían y estornudaban a la cabeza de un maniquí, el grupo pudo trazar los caminos de las gotas y examinar cómo los diferentes diseños y materiales alteran ese camino.

El enfoque se basa en una configuración de hoja láser que es un pilar para aquellos que estudian mecánica de fluidos, que Verma compara con ver partículas de polvo en un haz de luz solar.

«El principal desafío ha sido representar la tos y estornudar fielmente, explica. La configuración que hemos utilizado es una tos simplificada, que en realidad, es compleja y dinámica», indicó Verma.

La investigación de este grupo descubrió, que las mascarillas con pliegues sueltos y las coberturas tipo pañuelo tenían poco o ningún efecto para detener los chorros de gotas. Las máscaras caseras bien ajustadas con múltiples capas de tela de acolchado y las máscaras de estilo cono estándar resultaron ser las más efectivas. A pesar de algunas fugas, estas máscaras redujeron significativamente el número de gotas.

Cuando no tenían máscara, los maniquíes proyectaban gotas mucho más lejos que los 2 metros que con frecuencia se recomiendan en las pautas de distanciamiento social.

Verma señala, que el grupo busca continuar estudiando la interacción compleja que puede implicar la evaporación de las gotas, el flujo de aire ambiental y las propiedades del fluido respiratorio expulsado que conducen al comportamiento de las gotas.

«También es importante entender que los recubrimientos faciales no son 100% efectivos para bloquear los patógenos respiratorios. Es por eso que es imperativo que usemos una combinación de distanciamiento social, mascarillas, lavado de manos y otras recomendaciones de los funcionarios de atención médica hasta que se consiga una vacuna efectiva». expresó Verma.

Deja tus comentarios