Protesta en Estados Unidos termina en oraciones y abrazos

En medio de los fuertes disturbios que se viven en los Estados Unidos, por la muerte del ciudadano afroestadounidense George Floyd, tras un episodio de violencia policial y racismo, la ciudad de Coral Gables en el condado de Miami-Dade fue escenario de un evento que dejó ver que cuando el amor de Dios se manifiesta es capaz de vencer los odios, diferencias y prejuicios.

Una protesta ciudadana que se aproximaba a la comandancia de policía en Coral Gable, fue recibida por agentes, de convicciones cristianas, orando y alabando a Dios de rodillas. Así, varios participantes de la protesta sostenían carteles con las frases «Black Lives Matter» y «Stop Police Brutality», mientras los policías les esperaban arrodillados en humildad ante Dios.

Como muestra de amor y esperanza, estos funcionarios no solo mostraron respeto hacia el dolor de los manifestantes, sino que también elevaron oraciones al cielo de perdón, fe y aceptación al prójimo, sin importar su color, raza o nivel social. Según testimonios, la presencia de Dios que se hizo sentir, trajo reconciliación y gestos de afecto y solidaridad. Las fotos que han circulado en medios sociales son más que elocuentes.

Deja tus comentarios