Evita la hiperhidratación en tu cuerpo

La hiperhidratación se presenta cuando el cuerpo recibe cantidades mayores de agua de las que necesita. Sin embargo, una persona que es capaz de eliminar con normalidad el exceso de agua nunca desarrollará hiperhidratación, a menos que sus riñones no trabaje de manera adecuada debido a problemas de salud.

Evita la hiperhidratación

Tomar agua es una de las mejores prácticas en temas de salud. Además de mantenernos correctamente hidratados, tiene beneficios para el funcionamiento de determinados órganos, controla la temperatura corporal, previene el estreñimiento y favorece la apariencia de nuestra piel. Pero ¿qué le pasa a tu cuerpo si tomas mucha agua? ¿Existen consecuencias al respecto?

Ciertamente, beber agua en cantidades desproporcionadas puede afectar tu cuerpo de múltiples maneras. Por ejemplo, puede interrumpir el sueño ante la necesidad de levantarte a orinar. Por otro lado, puede producir sudoración extrema y problemas en la piel. Otra de las afectaciones son dolores de cabeza y problemas musculares por un déficit de potasio.

Entonces, ¿Cuánta agua deberías tomar?

Tomando en cuenta que nuestro cuerpo está compuesto de agua en un 50 a 70 por ciento, es sencillo darse cuenta que su importancia es mayúscula. Pero, ¿cuánta agua hay que beber? esto depende de muchos factores, incluyendo tu peso, actividad física, clima y edad.

Al respecto, las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los EE.UU. determinaron que la ingesta diaria de líquidos tendría que distribuirse de la siguiente manera:

  • 3,7 litros de líquidos al día para los hombres.
  • 2,7 litros de líquidos al día para las mujeres.

La mejor manera para saber si estás tomando las cantidades suficientes de agua es revisar si sientes mucha o poca sed y el color de tu orina, mismo que tiene que ser claro.

Evita la hiperhidratación

Los Beneficios de tomar agua

Tomar agua en las cantidades correctas ayuda a que tu aparato digestivo funcione de manera correcta y se mantenga lubricado. Asimismo, metaboliza los nutrientes de los alimentos. Por otro lado, mejora la función de los riñones y les ayuda a eliminar de manera correcta las toxinas.

A su vez, el agua evita la fatiga, la aparición de dolores de cabeza y las migrañas. También, ayuda a mantener la belleza de la piel y regula la temperatura del cuerpo. Al respecto, diversos estudios han comprobado que el tomar agua ayuda a evitar enfermedades como el cáncer y las cardiopatías, pues se trata de una gran aliada que mejora el sistema inmunológico.

Dato extra: Recuerda que nuestro cuerpo obtiene agua a través de distintas fuentes, no solo del agua como tal. Los tés, el café, las frutas, las sopas y los caldos que ingieres a lo largo del día también contribuyen a hidratarte. La cantidad ideal puedes medirla si tomas a lo largo del día el equivalente a 8 vasos de agua.

Deja tus comentarios