Película en EEUU causa renuncias masivas en clínicas de aborto

EE.UU.-La película “no planificado” narra los ocho años de la carrera de medicina de Abby Johnson en Planned Parenthood y su conversión al Evangelio y también al movimiento pro-vida, después de que ella observó a un médico realizar un aborto a través de ultrasonido.

Ashley Bratcher, la actriz que interpreta a Johnson en la película cristiana, tuiteó que ella recibe mensajes “todos los días” de personas cuyas vidas -y mentes- fueron transformadas después de ver ” Unplanned”.

Chuck Konzelman, director de la película pro-vida “Unplanned” -No planificado- de Pure Flix, reveló al Congreso de Estados Unidos esta semana que cerca de 100 trabajadores de las clínicas de aborto han decidido abandonar sus puestos de trabajo después de asistir a la producción.

Durante su testimonio al Subcomité de la Constitución del Comité Judicial del Senado, Konzelman dijo que 94 trabajadores de clínicas abordaron la organización sin fines de lucro Abby Johnson, de la ex directora de Planned Parenthood, y ‘Then There Were None’, de acuerdo con la agencia de comunicación ‘Pure Flix Insider’.

“1% de los trabajadores de clínicas de aborto en Estados Unidos, después de ver a uno de ellos ser retratado en la película”, dijo, “decidieron cambiar sus vidas … y lo que hacen para vivir”.

El cineasta de Pure Flix estuvo en el Capitolio para hablar en un panel sobre la supuesta censura de Twitter sobre la película “Unplanned”. En los días de lanzamiento del largometraje, a finales del mes de marzo, la plataforma de medios sociales suspendió temporalmente la cuenta promocional de la película.

La película superó las expectativas de taquilla ya en el fin de semana de apertura, recaudó 6,1 millones de dólares, más que los beneficios previstos.

En una entrevista a principios de este año para el sitio cristiano ‘Faithwire’, Konzelman dijo que la película fue hecha “para tiempos como este”, observando la serie de proyectos pro-aborto que pasaron por las casas legislativas en Estados Unidos en los últimos meses.

“No podríamos prever los rápidos progresos que de repente están llegando al auge”, dijo, “pero servimos a un Dios que puede e hizo eso”.

Deja tus comentarios