Muere piloto cristiana en actividad misionera

Una piloto misionera estadounidense de 40 años, Joyce Lin, murió en un accidente aéreo en Indonesia el martes, mientras transportaba suministros a aldeas remotas en Indonesia para aliviar la crisis por COVID-19.

Piloto de la Asociación Misionera de Aviación (Mission Aviation Fellowship, en adelante MAF por sus siglas en inglés), Lin transportaba kits de prueba rápida, así como útiles escolares a una aldea de Papúa, la provincia del extremo este de la cadena insular. Despegó de la ciudad de Sentani a las 6:27 a.m. y dos minutos más tarde hizo una llamada de socorro, dijo el portavoz de MAF, Brad Hoagland. Un equipo de búsqueda y rescate encontró que su avión Kodiak 100 se estrelló contra el lago Sentani y recuperó su cuerpo unos 40 pies (12 m.) bajo el agua, según la policía local.

Lin se crio en Colorado y Maryland, hija de inmigrantes cristianos taiwaneses. Se convirtió en cristiana cuando aún era una niña a través de un programa de evangelismo en una iglesia evangélica local. Después de obtener un título en Ciencias de la Computación del MIT y de trabajar en Tecnologías de la Información durante una década, Lin se sintió llamada al ministerio. En Gordon-Conwell, descubrió la aviación misionera: un trabajo que combinaba sus intereses en volar, sus habilidades informáticas y su llamado al servicio cristiano.

Siendo una experimentada piloto e instructora certificada de vuelo, Lin completó su primer vuelo en solitario para la MAF en marzo. Fue aprobada para volar a 20 aldeas (de un total de 150 aldeas atendidas por la MAF), y lideró el esfuerzo para adquirir jabón para misioneros y socorristas enfrentando la amenaza del coronavirus. También transportaba medicinas, pruebas de COVID-19 y equipo de protección personal en toda la región.

Deja tus comentarios