Milagroso hallazgo bajo los escombros del terremoto en Turquía y Grecia

Histórico hallazgo del bombero Muammer Celik, del equipo de búsqueda y rescate del departamento de bomberos de Estambul, en Turquía; tras el terrible terremoto en la zona costera del Mar Egeo el pasado viernes, Celik, pudo encontrar a una niña de 3 años que tenía tres días bajo los escombros de este terrible desastre.

La pequeña yacía inmóvil, cubierta de polvo, Celik pidió a un colega una bolsa para cadáveres, pero cuando extendió el brazo para limpiarle la cara, la niña abrió los ojos y le agarró el pulgar. «Ahí es donde vimos un milagro», dijo Celik, a The Associated Press, relatando la operación de este lunes, 65 horas después del terremoto que mató al menos a 93 personas en Turquía y Grecia.

La madre, Seher Perinçek, y dos hermanas gemelas fueron rescatadas el sábado, junto al cuerpo sin vida de su hermano, y desde entonces los equipos han trabajado arduamente para llegar al punto en el que se encontraba la niña.

Fue el segundo rescate dramático de este lunes después de que un niño de 14 años también fuera sacado con vida. Los espectadores aplaudieron con alegría y lloraron de alivio en ambas escenas en la ciudad turca de Izmir, donde se han producido la gran mayoría de las muertes y casi 1.000 heridos. También murieron dos adolescentes y 19 personas resultaron heridas en la isla griega de Samos, cerca del epicentro del terremoto en el Mar Egeo.

Deja tus comentarios