Lo que no sabias de tu piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo y sus derivados (cabello, uñas, glándulas sebáceas y sudoríparas), conforman el sistema tegumentario. Entre las principales funciones de la piel está la protección. Ésta protege al organismo de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura, y está conformada por tres capas de protección que son: la epidermis, dermis y la hipodermis.

El cuidado de una piel sana, por lo visto, parece ser un hábito diario bastante sencillo, pero, cuando hablamos de una enfermedad dermatológica leve o aguda se convierte en algo preocupante, y es en ese momento en el que se nota lo delicada, frágil e importante que es la piel en nuestro organismo y que no es tan sencillo su cuidado como parece.

Existen muchas enfermedades dermatológicas, varias de ellas por causa del propio organismo (sistema inmunológico), otras por causa del estilo de vida de la persona, trabajo, lo que consumen y una mala alimentación.

Para mantener la piel saludable debes saber los siguientes consejos: protege tu piel del sol, usa jabones suaves e hidratantes, toma mucha agua, lleva una alimentación sana y saludable, no fumes ni ingieras alcohol, duermir ocho horas; no estés mucho tiempo en la ducha, y procura que el agua siempre esté a temperatura ambiente; mantén siempre una piel hidratada con cremas y protectores solares; haz ejercicio, pues la elasticidad y la tonificación de la piel se pierden con la edad; mantén tu piel reluciente, tomando baños de sauna, cepilla tu piel y usando exfoliantes.

Tip para mantener una piel bella y sana

Tomar un vaso de agua tibia con unas gotas de zumo de limón en ayunas

Tomar un sumo o batido verde a diario

Eliminar los alimentos procesados, azúcares refinados, los que contienen gluten, lácteos y sus derivados

Incrementa el consumo de alimentos crudos y verdes

Practica deporte o haz alguna actividad física a diario

Mezcla 6 cucharadas de aceite de coco con 1 cucharada de sal marina. Remueve bien hasta que la sal se deshaga y la mezcla quede homogénea y con esta preparación podrás exfoliar tu piel

Busca un cepillo de cerdas suaves y naturales y cepilla tu piel antes de ducharte.

Reduce o elimina el consumo de cafeína y alcohol, pues éstos tiene un efecto deshidratante.

Deja tus comentarios