La trata de personas es un grave delito que en la actualidad sigue ocurriendo

La trata de personas es conocida como la esclavitud moderna. Consiste en la captura, traslado o tráfico de seres humanos por medio de la amenaza, la violencia o la coacción (estafa, abuso de una posición dominante, engaño), para someterlos con fines de explotación, a trabajos forzados, prostitución u otras tareas delictivas.

A nivel mundial, las víctimas de trata más buscadas son niñas y mujeres. Estas pequeñas, son objeto de mendicidad forzosa, pornografía infantil o explotación sexual, y en cuanto a las mujeres, la gran mayoría de ellas son jóvenes que han sido engañadas con falsas promesas de empleo y después violadas, drogadas, encerradas, golpeadas, amenazadas y chantajeadas.

Los hombres y los niños varones también son víctimas de la trata de personas con fines de trabajo forzoso, mendicidad forzosa, explotación sexual y reclutamiento forzoso como niños soldados. El porcentaje de casos descubiertos de hombres que han sido víctimas de la trata es menor que el de las mujeres.

Sin embargo, es muy importante, la intervención de las autoridades pertinentes para tratar este tipo de delitos, por lo que deberían tomar mayores medidas de investigación y captura de estos grupos y bandas delictivas, que trafican la compraventa de personas, violando los valores y derechos humanos.

Muchas de estas personas, víctimas de infinidades de abusos pierden sus vidas, unas por negarse y otras por intentar escapar.

Sin contar el hecho de que la trata de personas es un crimen de odio, es un acto que va en contra de los principios y valores morales, los derechos humanos, y más aún, es un hecho aborrecible para Dios quien creó a todos los hombres, y por quienes Jesús dio hasta la última gota de su sangre, pues para Él somos de alto valor.

«Ustedes fueron comprados por un precio; no se vuelvan esclavos de nadie».
1 Corintios 7:23.

Somos todos imagen y semejanza de un Dios vivo, y desde allí parte el valor de cada ser viviente en la Tierra, pero de todos los seres creados es el hombre el más preciado para Dios.

Mateo 6:26; «Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?»

Se deben multiplicar los mensajes de concientización en el mundo, para darle un alto a la violación de los derechos humanos. Es importante tener en cuenta que, difundir este mensaje podría salvar la vida de muchas víctimas.

El Evangelio Cambia, es un programa de formación en valores cristianos y de acción social efectiva, por tal razón, la organización hizo un llamado de conciencia, para respetar los derechos humanos y  luchar en contra de la violencia.

View this post on Instagram

¿Cómo alguien puede atreverse a pensar que las personas son objetos y que sus vidas tengan precio? – La trata de personas es un delito, por el que grupos de poder explotan a mujeres, niños y hombres con propósitos diversos, incluidos el trabajo forzoso y la explotación sexual, privándolos de su libertad, y aunque no lo crean, esta forma de esclavitud está ocurriendo en nuestros días. – Sin contar el hecho de que es un crimen de odio, es un acto que va en contra de los principios y #valores morales, los #derechoshumanos, y más aún, es un hecho aborrecible para #Dios quien creó a todos los hombres, y por quienes Jesús dio hasta la última gota de su sangre, pues para Él somos de alto valor. – Ustedes fueron comprados por un precio; no se vuelvan esclavos de nadie. 1 Corintios 7:23 – Seamos multiplicadores de los #mensajes de concientización para darle un alto ⛔ a la violación de los derechos humanos. • #ElEvangelioCambia #Humanidad #Respeto #Derechos #Personas #TrataDePersonas #FamiliaEEC #Esperanzadores #PrecioDeSangre #Trata

A post shared by El Evangelio Cambia® (@elevangeliocambiaoficial) on

Deja tus comentarios