¡La esperanza, nunca la pierdas!

Jeremías 29:11: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.” 

¡Vive lleno de esperanza!, Dios te dice a través de su palabra que tiene planes de bienestar para ti, por ende, no tienes porque vivir triste y abatido.

Sin embargo, es normal que al no lograr una meta, o al no conseguir un objetivo sientas tristeza, pero no debes quedarte en ese estado, sigue adelante buscando la forma de alcanzar la meta; dice la Biblia que cada día son nuevas las misericordias de Dios, es decir, cada mañana trae una nueva oportunidad para corregir los errores y buscar una nueva forma avanzar.

Para vivir lleno de esperanza es necesario que centres tu atención y felicidad en Jesús, quien en su palabra te anima a nunca perder la esperanza en Él, ya que todo en esta vida te puede faltar, pero Dios jamás te dejará. No dejes que nada te detenga, si has perdido la esperanza, hoy es un buen día para recuperarla, llenarte de ánimo, porque Dios está contigo.

Romanos 15:13: “Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.”

 

Martin Suárez

Redes: martinsuarez_ve

 

Deja tus comentarios