Jesús es suficiente – Pastor Javier Bertucci

11

Jesús es suficiente en nuestra vida. Él es la única garantía de nuestra santidad, por su sangre derramada en la cruz; nadie es santo por lo que hace, sino por lo que cree, y es Jesús el que me santifica. Somos salvos, santos y sanos por Jesús, y Él es la esperanza para que seamos justos. De manera que, la santidad, no es el resultado de normas que sigas, ni de muchas buenas acciones que hagas, sino que nace de una relación espontánea con Jesús.

Asi mismo, Jesús es la más grande manifestación de amor del cielo y la oportunidad para ser liberados del mal. Usted puede ser libre de cualquier opresión solo creyendo en Él, quien es el único libertador. De igual forma, Jesús es nuestra máxima enseñanza en cuanto a dar; a Él nadie le quitó su vida, Él la entregó por nosotros. Así que, como Jesús dio su vida por nosotros, ahora le damos toda nuestra vida a Él. Jesús es de igual forma el único que puede cambiar nuestras vidas para bien y para siempre; Él es la garantía de un cambio en nuestras vidas. ¡Jesús debe ser mi estilo y modelo de vida! Jesús es también el único fundamento de toda edificación sólida y estable. Así que, en todo lo que quiera estabilidad y firmeza, ponga a Jesús como fundamento.

 

Deja tus comentarios