El síndrome de Jezabel – Dante Gebel

La Biblia narra que el gran profeta Elías, después de derrotar a los profetas de Baal, huye temeroso ante la amenaza de muerte que le envía Jezabel, esposa de Acab. Elías se refugia bajo un arbusto y después en el interior de una cueva, harto de las peleas que ha tenido que luchar, deseando morir para terminar con sus pesares.

El Señor entonces, lejos de sentir pena por el temeroso Elías, le exhorta con firmeza a comer y a que vuelva al campo de batalla a enfrentar sus miedos. De la misma forma, hoy el Señor nos exhorta a alimentarnos y fortalecernos todos los días con Su palabra y a salir -de nuestra cueva de incredulidad y culpa- al campo abierto donde, guiados por el susurro de Su voz, podremos lograr la victoria sobre todas las batallas.

Deja tus comentarios