Disciplina, ¿necesaria o innecesaria en la crianza?

La palabra disciplina hace referencia a discípulo o aprendiz, lo que significa que disciplina implica un proceso de enseñanza-aprendizaje.

Cuando hablamos de disciplina, es necesario hablar de límites, ya que la disciplina representa una estructura y su propósito es mantener al individuo a salvo y adaptado a su entorno. En el caso de la crianza de los hijos, dos de los grandes beneficios que se obtienen son, la estabilidad emocional y estructura interna. No obstante, estos beneficios están relacionados directamente con la manera que se establece o se ejerce la disciplina, pues la manera de ejercer la disciplina o establecer limites estará relacionado al estilo parental que se ejerza.

Muchas personas tienen la falsa concepción de que los límites o la disciplina representan una crianza autoritaria y represora, llevándoles a ejercer una crianza permisiva, lo que genera individuos con un mal desarrollo socioemocional, con dificultades para adaptarse a las exigencias del entorno y para postergar sus gratificaciones, pues no saben manejar frustración, ya que se acostumbran a hacer lo que desean cuando desean sin tomar en consideración las necesidades del otro.

Para muchos padres resulta difícil decir NO a los hijos y mantenerse firmes, sin embargo, el NO es necesario para el sano desarrollo.

Beneficios de la Disciplina:
• Aprende a conocer sus derechos y deberes pues conoce lo que se espera de él o de ella.
• Desarrolla sentido de la protección y cuidado.
• Desarrolla autocontrol
• Desarrolla habilidades para una sana convivencia

Si amas a tus hijos, debes por amor y desde el amor establecer límites.

Deja tus comentarios