Deliciosas y tradicionales catalinas

Las catalinas criollas muy sabrosas, son unas galletas dulces de apariencia marrón oscuro, poseen textura suave y un sabor especiado muy particular. Esta receta exquisita es popular en la repostería venezolana y colombiana, donde es muy apreciada. En Venezuela, a las catalinas se les conoce también como paledonias o cucas negras, siendo más reconocidas las preparadas en los estados de Zulia, Lara y en los Andes.

Se cree que posiblemente las catalinas venezolanas proceden de una herencia culinaria española, y a su vez, heredada de la cultura árabe. Al parecer la receta original consistió en galletas suaves con miel que al llegar a América se convirtieron en galletas suaves con papelón y especias criollas. ¡Un magnífico postre caribeño!

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina (280 gramos)
  •  ½ cucharadita de canela molida
  •  ¼ cucharadita de clavo de especia molido
  •  ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  •  1 taza de melado de papelón
  •  ¼ cucharadita de jengibre
  •  4 cucharadas soperas de mantequilla con sal
  •  ½ cucharada sopera de aceite (para engrasar el molde)
  • Pra la miel de piloncillo (melaza de papelón):
  •  ½ taza de agua (120 mililitros)
  •  1 taza de papelón en trocitos
  •  6 unidades de clavos de especia

Preparación:

1. Primero, prepara el melado de papelón con antelación, así estará frío al usarlo. Utiliza una cazuela grande: vierte el agua, el piloncillo (panela o papelón) y los clavos y ponlo a hervir. Espera hasta que el agua hierva, luego deja la preparación de 1 a 2 minutos más o hasta que se disuelva el papelón por completo. Cuela inmediatamente para eliminar los clavos y cualquier residuo. Reserva 1 taza de la miel de piloncillo (melaza de papelón).

2. Por otro lado, agrega los ingredientes secos dentro de un cuenco grande: la harina, el jengibre, la canela, el clavo y el bicarbonato. Mezcla muy bien los ingredientes hasta que se integren por completo.

3. Añade a la preparación la mantequilla poco a poco. Remueve muy bien hasta lograr una consistencia pareja.

4. Finalmente incorpora el melado de papelón (panela) a la preparación. Remueve muy bien hasta lograr una masa suave. Amasa un poco con la puntas de los dedos para verificar la consistencia pero no amases mucho.

5. Engrasa una bandeja para horno con 1/2 cucharada de aceite. Utiliza las manos para hacer bolitas de unos 3 a 4 centímetros de diámetro. Con los dedos enharinados, aplasta las bolitas hasta lograr una forma circular uniforme. La altura de las galletas debe ser de 1/2 centímetro. Cada paledonia debe estar separada de las otras por 3 centímetros, pues se expanden al cocinarlas.

6. Hornea las cucas negras durante 30 minutos a una temperatura de 300 ºF o 180 ºC, o hasta dorar las catalinas venezolanas. Al sacar la bandeja del horno, inmediatamente despega las galletas con una espátula y dejar que se enfríen a temperatura ambiente.

Exquisitas galletas suaves para degustar por la tarde con un café, en la merienda, para los niños y para compartir con amigos y familiares en cualquier ocasión

Deja tus comentarios