Cuidado con el fatalismo – Pastor Javier Bertucci

Como hijos de Dios debemos tener cuidado con el fatalismo, pues no podemos permitir que sea parte de nosostros. Tenemos un Dios vivo, que nos da esperanza, y nos hace ver de manera positiva el futuro. En cambio, el fatalismo espera lo peor, porque no ve la posibilidad de que un milagro pueda suceder. Un Dios viviente no puede liderar a gente que esté en fatalismo; Él es vida, y por medio de ella hallamos paz, esperanza y la fe que necesitamos para creer por lo que nuestro corazón anhela. #IglesiaEnCasa #Venezuela

Deja tus comentarios