Cuando Dios te dice: Ya es suficiente

La famosa actriz y cantante Selena Gómez, de 27 años de edad, conocida por muchos, por su gran talento, proviene de una familia muy humilde. La cantante cuenta que creció con grandes carencias, y a la edad de 5 años atravesó el proceso de separación de sus padres, el cual fue muy duro para ella, en el que terminó por culpar durante muchos años a su madre.

Como muchos jóvenes que crecen en medio de esta situación, el rencor se albergó en su corazón. Se convirtió en una chica muy callada y no se escapó del bullying por parte de sus compañeros de clase, pero a pesar de todo esto, no se limitó y luchó por la pasión que había en su corazón, hasta alcanzar el éxito que hoy el mundo conoce.

Pero de nada sirve la fama, el dinero o los amigos, cuando un corazón está herido, hace más de dos años esta joven estrella tuvo un encuentro con Dios, que asegura haber cambiado su vida, dejando a un lado el rencor y entendiendo que no importa cuánto luches para ser feliz, si no conoces quién es Dios, su amor por ti y quién eres en Él, nada será suficiente. En la actualidad ella sigue en proceso con Dios, pues la transformación de una vida por medio del cristianismo no es algo de un momento, sino una decisión de cada día.

Estas fueron algunas de las palabras que marcaron su vida, así como la ayudaron a ella, estamos seguros que podrán ser de bendición para ti:

“¡Eres suficiente! No porque hayas intentado mucho, no porque hayas amado mucho o puesto tu mejor cara, no porque te hayan dado una gran plataforma y no porque otros te digan: ya eres suficiente. Eres suficiente porque eres un hijo de Dios que ha sido perseguido desde el principio, eres suficiente porque su gracia te ha salvado y cubierto, todo el bien que hagas, fluirá de su verdad”.

 

Deja tus comentarios