Alta Comisionada de la ONU para los DDHH solicita diálogo como solución a crisis en Latinoamérica

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, manifestó este miércoles que el diálogo es la solución a la crisis que vive Latinoamérica.

En declaraciones a la prensa con motivo de su primer aniversario en el cargo, Bachelet indicó que las distintas crisis que enfrenta América Latina, como la disolución del acuerdo de paz en Colombia, la violencia en México y Brasil o la situación política en Venezuela, son temas que más le preocupan.

“Entre enero y junio de 2019, solo en Río de Janeiro y Sao Paulo, se nos ha informado de 1.291 personas asesinadas por la policía, un aumento del 12 al 17 % comparado con el mismo periodo del año pasado”, resaltó Bachelet y aseveró que el crimen se ha concentrando en afrodescendientes y habitantes de favelas.

Igualmente, Bachelet recalcó que los espacios para los protectores de DDHH han disminuido en países como Colombia, Brasil y México, en el que detalló que en este último se necesita un diálogo entre funcionarios y civiles para abordar la situación que viven los defensores y periodistas, de los cuales solo en 2019, la cifra está posicionada en 13 y 11, respectivamente; además de los femicidios y desapariciones forzadas.

Asimismo, la funcionaria considera que el mecanismo de conversación puede solucionar el proceso de paz en Colombia, luego del anuncio del retorno de las armas por exdisidentes de la guerrilla colombiana.

“Más de 220.000 muertos, el 80 %; más de cinco millones de civiles obligados a abandonar sus hogares y generando la segunda población de desplazados internos más numerosa del mundo, 7,6 millones de víctimas del conflicto ¿Realmente queremos regresar a esto?”, reflexionó Bachelet sobre la desvinculación del tratado de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el gobierno colombiano.

Por su parte, ratificó que las negociaciones que pretende sostener con la administración venezolana logren que su despacho establezca “una presencia permanente” en la nación latinoamericana, a fin de continuar un seguimiento interno, no externo, como se está realizando, “ya que creemos que podemos hacer un trabajo muy positivo allí”.

Finalmente, anunció que el próximo 9 de septiembre, entregará una actualización del informe efectuado sobre su visita el pasado mes de junio a Venezuela, para analizar la situación que atraviesa el país. Al respecto, manifestó que el propósito es añadir la posición de Nicolás Maduro respecto al documento; además, presentará la relación que sostiene su despacho con el Gobierno venezolano.

 

Deja tus comentarios