83 años del Día del Trabajador en Venezuela

Luego de la muerte de Juan Vicente Gómez (1935), el año 1936 da inicio con distintos conflictos sociales y revueltas populares donde los venezolanos demandaban libertades democráticas, realizando exigencias al recién electo gobierno del general Eleazar López Contreras relacionadas con la liberación de los presos políticos, regreso de exiliados, legalización de sindicatos y una nueva ley del trabajo.

López Contreras acató las demandas de los manifestantes, pero al cabo de un tiempo el  gobierno presentó un proyecto de “Ley de Orden Publico” que tenía como propósito detener el derecho a la protesta, lo que generó una huelga en rechazo a la normativa.  Las acciones de calle tuvieron como consecuencia un grupo de obreros muertos y otros encarcelados, no obstante el gobierno seguía contando con el apoyo del movimiento estudiantes y las organizaciones políticas y sindicales que habían sido legalizadas recientemente.

En los primeros meses del año, el trabajo organizativo de los sindicatos se hizo más intenso en varias regiones del país. Zapateros empleados, choferes,  albañiles,  tabacaleros y  gráficos fueron forjando sus organizaciones, entre las cuales se encontraban la Federación Obrera Venezolana con sede en Caracas; la Unión de Trabajadores del Zulia (UTZ) y la Asociación Nacional de Empleados (ANDE), esta última se planteó como objetivo exigir la rebaja de la jornada laboral que estaba fijada entre 9 y 10 horas diarias (incluyendo los domingos).

En su edición del primer día de mayo del año 1936, el diario “AHORA” de Caracas informó que “la Federación Obrera Venezolana había acordado por unanimidad la noche del 24 de abril celebrar el 1° de Mayo”, pero durante los últimos días de abril la policía había arrestado en Caracas a varios dirigentes, bajo el pretexto de que “propiciaban actos que alteraban el orden público”, motivo por el cual en esta ciudad no llegó a conmemorarse la jornada d como se había programado.

Debido a lo sucedido en la capital, Maracaibo pasó a ser la primera ciudad venezolana que registró en su historia la conmemoración del Día Internacional de la Clase Obrera, donde  los trabajadores venezolanos acabaron con el silencio que la dictadura gomecista les había impuesto. Ese día, nutridos grupos de trabajadores desfilaron por las calles marabinas gritando las consignas “POR LA LIQUIDACIÓN DEL GOMECISMO” y “POR LA NACIONALIZACIÓN DEL PETRÓLEO”.

Cabe señalar que la concentración que conmemoró el primer día del trabajo en Venezuela, sirvió para propiciar  posteriores  manifestaciones que desencadenaron en el estallido de la primera huelga petrolera nacional el 14 de diciembre de ese año, donde participaron la Unión de Trabajadores del Zulia y la Unión de Sindicatos Petroleros, entre otras organizaciones.

En 1945, el general Isaías Medina Angarita, presidente de Venezuela, estableció por decreto especial al Primero de Mayo como Día del Trabajador, pero fue hasta el gobierno de Rómulo Betancourt , el 26 de abril de 1946 que esta fecha sería establecida como feriado y con derecho a remuneración por parte de los trabajadores.

Redacción. RDM.

 

Deja tus comentarios